sábado, 20 de diciembre de 2008

Ay la leche

Acabo de releer la última entrada seria que dejé en Windows Live y es acojonantemente comprensible que los lectores menos asíduos estéis desorientados que flipas. En dicha entrada ponía que desde que me había tocado la casa tenía unas ganas de cultivarme que flipas. Ja ja ja ja, re ja y más ja, cómo ha cambiado el panorama en tres meses. Para empezar, mis padres se han comprado un ordenador portátil desde el cual estoy escribiendo así que ya no tendré el problema de disponibilidad para escribir en momentos que, de otra manera no los tendría, o siempre le serían inoportunos al bueno de mi hermano. Eso lo primero, lo segundo, renuncié a la casa, lo tercero, me voy al ejército, y sí ya había adelantado algo en mis entradas desde el móvil, pero os voy a contar el por qué de toda esta debacle cuyo detonante tuvo lugar el pasado mes de noviembre.
Estaba hasta los cojones del trabajo de reponedor, no por el trabajo en sí, sino por lo poco que me cundía para tener responsabilidades (a saber, la casa) y yo quería irme, pero claro, teniendo un sueldo fijo, a dónde te vas... Yo que adolezco de picardía, no se me pasaban muchas alternativas por la cabeza, entre ellas el ejército, y mi compañero Álex también tenía esa idea en la cabeza, pero tampoco hice mucho al respecto, en aquel momento. Un buen día, el 10 de noviembre del año pasado, me llaman ese mismo día por la tarde, mientras curraba, de un curro de electricista en el que yo dejé mi solicitud por internet. Me saltaré los detalles del lío de llamadas que tuve esa tarde. Sí diré que me lo pintaban de la ostia. 1200 € al mes, de lunes a viernes, de 8 a 5 de la tarde, horas aparte, tenemos obras en todos los lados... Sí, sí, todo muy bonito, pero les corría prisa que entrase y, claro, yo de los nervios, por una parte contento, porque, era la mejor oportunidad que se me presentaba de mejorar mis condiciones de trabajo, pero ya digo, nervioso porque, la prisa de por sí, me hacía estar más nervioso y tomar decisiones, ya en el momento, precipitadas. Y tanto, al día siguiente, me dio el bajón del 15 cuando me mandan irme al centro comercial la Gavia, que estaban apunto de inaugurarlo, aquí en el Ensanche de Vallecas y me tienen dos horas esperando en la puerta de un local, sin saber qué ostias hacer ni nada, sin darme herramientas de ninguna clase, cuando, lo gracioso, fue que me mandaron hacer cosas que yo sabía hacer, pese a que nunca he mostrado especial atención a mi padre, pero después de tantos años... En fin, que ahí me tiré dos horas esperando hasta la hora de la comida. A la hora de la comida, mis compañeros, extranjeros todos, me comentaron que, sí, que los contratos eran por obra y servicio y que eso les daba libertad para tenerte en casa cuando a ellos les viniese en gana, de ahí que esos 1200 € al mes, en la práctica... Y yo había dejado con el culo al aire a los del supermercado por eso... Aun así y todo, asumí el riesgo, aunque me enteré, demasiado tarde, que como había firmado la baja voluntaria con fecha del sábado de esa misma semana, hubiera podido retractarme, y nada de lo que voy a escribir, hubiera tenido lugar, incluso cuando el jueves me quedé sin trabajo pues inauguraron el jodido centro comercial, pero ya no se puede hacer nada... Después de los primeros ánimos que me dió Álex, el siguiente en proponerme esa idea, fue Alberto, un chico que conozco de pasear a la perra en el parque, que fue legionario en tiempos, y se lo pasó de miedo, según su opinión. Bueno, pues, después de hacer pública mi decisión al ver que los muy hijos de puta, como era de esperar, no me llamaron para ninguna obra, pues, según ellos, la de Pozuelo no había empezado todavía, y, según ellos no empezará hasta después de las vacaciones de Navidad que todos los años se toman, pero que no obstante, están contentos conmigo y que me volverían a llamar. La putada es que llevo mes y medio sin currar y, ahora, en parte por voluntad mía, he elegido, por primera vez en mi vida, trabajar lejos de casa, y durante una larga temporada. Pero, tras pasar las pruebas con un aprobado raspado, me destinan a Zaragoza. Pero mira, voy a estar lejos de casa y voy a espabilar como el que más que buena falta me hace. No es que esté muy convencido de lo que digo, pero tengo asumido que es cierto. Mira, por lo menos me vale que mucha gente como yo nos hemos visto en la misma situación y hemos recurrido a lo mismo, a trabajar para los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado, osea, a lo único seguro que queda, y, como me dice todo Cristo, que pase desapercibido y trate de sacarle el mayor partido posible. Claro que eso es a lo que voy mientras dure, aunque mi meta siga siendo pagarme la dichosa "carrera de cine digital". Veréis, ya llevaba yo tiempo a cuestas con mi crisis personal de que, ser responsable de una casa sin tener oficio ni beneficio, me iba a suponer estar condenado de por vida a no saber lo que quiero, y si yo iba a trabajar de reponedor toda mi vida... Ya no es por errores del pasado, ni por demostrar a mis padres lo maduro que soy, que no lo soy, sino porque, de haber estado seguro de lo que quiero, hubiese renunciado a la casa tiempo antes y, con mi sueldo de reponedor podría pagarme el curso perfectamente, pero mira, he hecho el gilipollas y he pagado las consecuencias. Aunque no sé por qué me da que estos dos años van a ser, para bien, la ostia. He oido decenas de opiniones y de experiencias sobre el ejército, y todas tan dispares que he preferido deshecharlas, para no tener una idea preconcebida y para que ello no me lleve a actuar a la defensiva. Algo en lo que, asombrosamente, ha coincidido todo el mundo es en que pase desapercibido para no ser objeto de mofas ni de envidias. Seguramente al principio todo me parezca el más hostil de los infiernos, pero espero adaptarme pronto y, siendo como soy, no creo que tarde en encontrarme agusto. La movida es que el día 12 tengo que estar a las ocho de la tarde en Toledo, para comenzar mi instrucción y aun no me hago a la idea. Que la Potra os acompañe. Ciao.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

¿Por qué?

Dispongo de media hora, maldita sea, siento que los lectores no asíduos y los que no me conozcáis en persona tengáis que pagar los platos rotos, pero weno, mira, tengo ordenador portátil en casa, asi que lo tendré más fácil para postear en el blog, os cuento ya en resumidas cuentas.
A cuento de la maldita casa, de la que ya he renunciado, por cierto, me llamaron de un curro de electricista en el que me prometían el oro y el moro, bien, les corría prisa que entrase y yo me veía en el dilema de dejar a los del super con el culo al aire, y eso fue lo que finalmente hice, en perjuicio mío, pues solo he estado 3 días trabajando en la inauguración del Centro Comercial La Gavia, en Vallecas, y después nada. En conversaciones y encuentros posteriores, me dieron la liquidacion del supermercado y de los tres dias que había estado trabajando ahí y los del curro de electricista me dicen que a mis "jefes" les he gustado y que me volverán a llamar para una obra gordísima que empezará en Pozuelo, no antes de la vuelta de las vacaciones navideñas, pero claro, si me prometían muchas garantías antes...
Me apunté, como conté de sopetón en las entradas anteriores, al ejército a la espera de saber, pasado mañana, si tengo plaza o no, desde luego, el revuelo ha sido altísimo. La gran mayoría, no lo aprueban, al resto les ha sorprendido pues yo de nunca he sido muy patriota que digamos, pero como os decía ayer, las circunstancias, y hasta Buenafuente ha hecho un monólogo de eso, han propiciado que los jóvenes nos hayamos apuntado en masa a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, como unica garantía de estabilidad laboral para los que no tenemos oficio ni beneficio. Total, si entro en el ejército, mi objetivo es engrosar mi currículum, espabilar y ahorrar, pues no me va a quedar otra. La única plaza que he pedido en Madrid es para el Inmemorial del Rey, un cuartel, por lo visto, muy solicitado. El resto de plazas son para puestos de transmisiones, de carros de combate y de infantería. Si lo hubiera hecho bien, es decir, no me hubiera ido del supermercado, ahora mismo no me correría prisa, aunque me iría al ejército de todos modos, y me hubiera esperado a mayo, que es cuando salen las especialidades, pero que en el peor de los casos, no me importa.
A la casa renuncié, como os decía antes porque, tal y como está la situación ahora es imposible pedir un crédito a los bancos, y claro, mis padres no pueden dado que tienen cosillas que pagar por ahí. Y por lo demás, este pasado domingo tuve comida de primos, razón por la que me fui al pueblo y para pasar aqui unos días. Por lo demás, tenemos medio acordado de celebrar la nochevieja en una casa rural por aquí, solo que aun no hemos confirmado nada, y la semana que viene, viene Jessy (a quien tengo agregada como amiga en el blog jejeje) a Madrid a pasar la nochebuena y así podremos quedar. Nada más, me quedan 7 minutos y via ir cerrando esto pa que me dé tiempo a publicarlo y despedirme de la gente, que estoy conectado de gratis. Tengo portátil nuevo así que ya podré postear más a menudo. Que la Potra os acompañe. Ciao

Estoy dseando cn todas mis fuerzas q se akbe ste

Estoy dseando cn todas mis fuerzas q se akbe ste mes aunq eso no suponga el fin d mis problemas y d mis dudas. Yvo unos dias n l barraco y, aunq no dberia xtrañarme, m extraña estar deseando kerer volver a Madrid. Stoy siendo victima d mis irresponsabilidads xq, claro, cmo no hago bien las cosas, me genera ansiedad y eso me yeva a ser mas impulsivo todavia xo es q ni mpleando soluciones drasticas (yamese ejercito), nadie ha tenido el valor d dcirme aun "ole tus cojones" n una tesitura n la q, x hache o x be, no abundan las alternativas, maxime qando stoy siendo un puto borrego, otra victima mas protagonista d un hecho, como es el alistamiento masivo x qlpa d la crisis, dl q los "qentames" d dntro d 30 años no dudaran n regodearse. Solo dseo q sto xplote x dnd dba ya d una puta vz xq manda wevos q vnga al pueblo a dspjarm la kbza y no pueda pues m qesta conciliar el sueño. Mañana m via conectar ants d irm a comer n "ca" mi otra awela y os amplio dtayes. Q la Potra os acompañe. Ciao



Mobile post from the Esendex BlogIt service

viernes, 5 de diciembre de 2008

Mi primera ntrada seria y desde el móvil ay que

Mi primera ntrada seria y desde el móvil ay que joderse. Tantas cosas que hacer con el ordenador del que poco puedo disponer que me dejo sin hacer cosas como ésta. Seré breve (no me queda más cojones), hoy he hecho las pruebas para entrar al ejército de tierra y he salido airoso. Opción que me da, no sé si con la boca chica o no, el tiempo lo dirá, la oportunidad de engrosar mi currículo que tanta falta me hace



Mobile post from the Esendex BlogIt service