domingo, 25 de octubre de 2009

Brainstorming

Malentendidos, desavenencias me han llevado a tener ¿desatendido? el ordenador toda esta semana. No pongo en duda el poco tiempo que he estado con él sino la verdadera necesidad de pasar tanto tiempo delante. Necesario no, pero ¿qué hay de malo en quererlo si es la manera perfecta de no gastarme el dinero que ya me he gastado antes en la letra para pagarlo?

Cualquiera se inspira escuchando el disco de Voyager de Mike Oldfield de fondo. Anda que no se me han pasado cosas por la cabeza esta semana. Nada que no haya escrito aquí antes, los mismos problemas de siempre, pero siempre se antepone mi perezosa voluntad y lo peor es que estoy a gusto, con lo cual no tengo derecho a quejarme. Lo que sí se me pasa por la cabeza es que tengo 14 meses para enderezar 25 años de existencia y no es tanto tiempo como parece. Me cabe el consuelo de que si en algo empiezo a estar en armonía conmigo mismo es en el terreno de lo sentimental, handicap que venía arrastrando de mucho tiempo atrás. Cuesta tener prioridades cuando tu vida entera es un desorden. ¿De qué carajo sirve hablar de propósitos si al final las palabras se las lleva el viento? Lo mío es una eterna Nochevieja no me jodas…

Otra cosa por la que empiezo a sentir ilusión y que tampoco he podido llevar a cabo, por lo que os he dicho de no estar delante del ordenador, es el videoblog. Hay quien se preocupa por mí y, sin querer ser narcisista, ojo, se cree en posesión de saber lo que es justo y lo que no, como si yo no tuviese en posesión de mi juicio o de mis facultades mentales. Y si bien es perjudicial que me haya tirado todo el mes aquí, era el mejor remedio al que tenía acceso para matar el tiempo. No sé, quería un ordenador de sobremesa para que la relación calidad precio compensase la potencia que demandaba en un trasto de estos para editar vídeo entre otros menesteres. No puedo prometer nada, pero aquí se ha de entender, por muchos cocidos que crean que me puedan faltar, que estoy a punto de cumplir 26 años y que también tengo voluntad propia y que puedo pasarme todas las tardes editando vídeo si me sale de los cojones. El que tenga cojones a aguantar más hostilidades que yo, que tire la primera piedra… En fin

Si no le encontráis la lógica a esta entrada, no sus preocupéis, no trato de ser coherente, como reza la entrada, escribo cosas que se me vienen a la cabeza y punto. Lo cierto es que entre el movil, el messenger, ponerme pelis y jugar a juegos que me han prestado, mientras no pueda hacer nada mejor, soy el tío más feliz del planeta Tierra. Yasta. Que la Potra os acompañe. Ciao.

Publicar un comentario en la entrada